FALTA poco! #PorMenosChatarrahoja verde
Solo faltan 54.721 soluciones y llegaremos a los 500.000 articulos que no se convirtieron en CHATARRA o BASURA!!!
 

¿Qué hago con mi chatarra tecnológica?

Seguir
La basura electrónica nos preocupa. Y con razón. Nuestros hogares comienzan a acumular chatarra tecnológica a ritmo acelerado. Cada año hay más aparatos que reemplazar, más productos y accesorios que se han vueltos obsoletos. Desde cargadores acumulados en gavetas olvidadas, hasta televisores enormes dañados y abandonados en el garaje o el patio, ya no encontramos qué hacer con tanta basura tecnológica.  



¿Qué es la basura electrónica?


La basura electrónica es ese televisor, ese smartphone, esa secadora o ese aire acondicionado que se dañó hace años y no tuvo arreglo, así que decidiste botarlo.

¿Por qué es un problema?


La chatarra tecnológica o electrónica es problemática porque a diferencia de la basura orgánica, no se descompone de forma natural. 
Los aparatos electrónicos no son biodegradables, así que si no existen programas especiales para reciclarlos, acopiarlos o desensamblarlos, pronto los vertaderos estarán completamente colmados de basura.

Para que tengamos una idea de la dimensión del problema: según un estudio del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en México se generan aproximadamente 29,000 toneladas de basura electrónica... ¡cada mes! Y sólo el 14% se recicla. 

Si esta tendencia continúa, en un año, solamente en México, se habrá acumulado cerca de 350,000 toneladas de basura mínimo. Así es: 350,000 toneladas. 

Contaminación electrónica


La basura electrónica no solo es preocupante por el espacio que ocupa, sino además porque es altamente contaminante. Muchos aparatos electrónicos contienen plomo, cobre y arsénico (metales pesados que tienen efectos adversos sobre la salud humana y el ecosistema). 
El desarrollo tecnológico, la práctica de la obsolescencia programada y la cultura de consumo actual han provocado que muchos metales y plásticos terminen en la basura provocando numerosos efectos sobre los ecosistemas y la sobre la salud de nuestras comunidades. Si los contaminantes no son desechados de forma correcta, los metales pesados pueden llegar a incorporarse a los alimentos, a las fuentes de agua dulce o al aire que todos respiramos. 

¿Cómo evitar la basura electrónica? 


Aun se debate qué tipo de iniciativas se deben apoyar para lograr resolver el problema de la basura electrónica. La mayoría de las soluciones propuestas giran al rededor de mejorar los programas de reciclaje e implementar mejores planes de recolección de basura a nivel local. 

Sin embargo, nosotros creemos que se puede generar un cambio más efectivo cambiando nuestra cultura de consumo; condenando la práctica de laobsolescencia programada; comprando productos “ecológicos” con una vida útil más larga; y aprendiendo a reparar nuestros equipos para evitar arrojarlos al basurero antes de aprovechar al máximo su vida útil. 

¿Qué puedes hacer con tus desechos electrónicos?


Si no sabes qué hacer con tus aparatos electrónicos viejos a dañados, no estas solo. La mayoría de las personas no saben cuál es la mejor forma de desechar su chatarra tecnológica. 

En algunos países de latinoamerica existen iniciativas privadas que cobran un monto mínimo por ayudarte a desechar tu basura.
Existen programas de reciclaje y centros de acopio especializados para los desechos electrónicos. 

Por ejemplo, existe un programa llamado Recicla computadores México. La organización recibe basura electrónica e incluso te ofrece a cambio una recompensa: una memoria, impresora o una batería. 

Si quieres botar tu basura electrónica, puedes comenzar por consultar por internet o preguntar en tu comunidad qué iniciativas públicas o privadas de acopio o reciclaje hay cerca de ti. 

El compromiso de la comunidad de YoReparo


Nuestra comunidad de reparadores está comprometida con reducir la cantidad de basura electrónica y chatarra tecnológica que puede contaminar nuestros ambientes y generar problemas de salud y complicaciones de varios tipos. 

Nosotros creemos que instruir a la mayor cantidad de personas para que puedan reparar sus aparatos, alargar su vida útil, y evitar botarlos antes de tiempo, será la clave para ayudar a reducir la cantidad de basura electrónica que existe.

Debemos continuar trabajando en función de modificar nuestras culturas y costumbres personales.Mientras tanto, si tienes conocimiento de cualquier organización que esté luchando contra la basura electrónica, haznos saber cómo se llama, en dónde está y qué tipo de basura reciclan o acopian. Entre todos, podemos generar el cambio que queremos.

    3 Soluciones propuestas

    En cada pais debe existir o crearse un programa dedicado al acopio de estos aparatos , en algunos casos seran reciclados y en otros veran la forma de desecharlo sin contaminar al medio ambiente , pienso que debe haber campañas y propagandas masivas ya que en muchos sitios hay personas que no saben de esta problematica y riesgos de salud que corren al tener hacinado estos equipos , lo cierto es que tenemos que esperar un tiempo prudencial que pase esta pandemia  y que el trabajo se vaya normalizando entonces se retoma este tema y se hace conciencia a las personas de la importancia de este material , repito esta campaña empieza por el gobierno central , local , municipal etc dando a conocer primero los daños que ocasiona asi la gente empieza a tomar conciencia.
      Coincido plenamente en la recuperación de los aparatos mientras sea viable. Pensar que hay personas que son multi millonarias viviendo del reciclaje. En las viejas PC hay oro, cobre, plomo, estaño, etc..........
        En el momento en Córdoba están las chatarrería q por el momento es a donde se yeva lo q ya no sirve pero e observado q muchos de estos aparatos tienen repuestos en buen estado incluso el mismo aparato con solo hacerle algunos arreglos quedan buenos para usarlos creo q ase falta más accesibilidad al aprendizaje en la electrónica q no sea tan complicado para aqeyos q desean aprender .   una comunidad educada es una comunidad de conciencia